Integral Bancario

Este producto ha sido diseñado por la industria del seguro, para atender las necesidades globales de la actividad financiera. Se trata entonces de una cobertura específica y flexible, en la cual cada cliente selecciona aquellos ítems que le son de interés para garantizar su patrimonio y el desarrollo normal de la empresa. 

Aún cuando muchos de los riesgos comprendidos en este seguro pueden ser contratados en forma individual, la cobertura de ellos dentro del Seguro Integral Bancario es mucho más amplia y adecuada a la actividad bancaria.


Los riesgos comúnmente contratados son:

Actos deshonestos o fraudulentos de los empleados del Asegurado, cometidos directamente o en connivencia con otras personas, con la intención de obtener beneficios personales indebidos. A diferencia de la cobertura individual, no es requisito para el pago de la indemnización la identificación del empleado que cometió el delito.

  • Hurto, rapiña, medios fraudulentos, asalto a mano armada o desaparición misteriosa.
  • Daño, destrucción o extravío de bienes, causados por cualquier persona, mientras los mismos se encuentren dentro de los locales de la entidad.
  • Pérdida o daño de los bienes que se encuentren en poder de clientes, o sus representantes, que estén realizando negocios en los locales de la casa bancaria,  sus vías de acceso y playa de estacionamiento.

 

Pérdida, daño, destrucción, robo, extravío, apropiación indebida o hurto de los bienes asegurados, incluyendo la desaparición misteriosa, por negligencia o dolo de los empleados del Asegurado, mientras se encuentren en tránsito bajo custodia de las personas que actúen como mensajeros (a excepción del correo) y transportadores especializados que posean vehículos blindados.

Falsificación o alteración de cheques, letras, aceptaciones, órdenes de retiro o recibos para el retiro de fondos o bienes, certificados de depósito, cartas de crédito, giros postales u órdenes contra el erario público. Pago de pagarés falsificados o adulterados o que contengan endosos falsos. Moneda o papel moneda falso o adulterado, recibido por el Asegurado de buena fe.

Pérdida o daño a las oficinas y su mobiliario, instalaciones, equipos, útiles de escritorio, existencias o cajas y bóvedas de seguridad propiedad del Asegurado, o que se encuentren bajo su responsabilidad, causados por robo con escalo, hurto, asalto a mano armada, robo o rapiña, o cualquier intento de cometer los mismos, o actos de vandalismo y daño malicioso. Se puede extender la cobertura a cubrir daños por Incendio.

El Asegurado recibirá el reembolso de los gastos (costo de material, sueldos, honorarios, etc.) en que deba incurrir para realizar la reposición de los registros contables y otros tipos de documentos valiosos, utilizados por la casa bancaria en el desarrollo de su negocio.

Existen diferentes tipos de cobertura de distinta amplitud que amparan varios tipos de fraudes cometidos por personas ajenas a la empresa, que provoquen pérdidas y resulten directamente de una acción fraudulenta en la entrada de datos, o cambios en los mismos, o una alteración de los programas de computación de la empresa asegurada. 

Transferencia, pago o entrega de bienes.
Aumento, supresión, débito o crédito en una cuenta del Asegurado o su cliente.
Débito o crédito a una cuenta no autorizada o ficticia.

Banco de Seguros del Estado | Av. Libertador 1465 | Tel.: 1998 | Montevideo - Uruguay