Responsabilidad Civil

El seguro de Responsabilidad Civil es una cobertura en desarrollo cada vez más necesaria para las empresas.

Toda empresa es responsable por los accidentes originados en el transcurso de su actividad, estando expuesta permanentemente a recibir reclamaciones de terceras personas por los daños originados en hechos de variada índole, ocurridos en forma inesperada, más allá de las medidas y precauciones que se hayan tomado para que estos accidentes no ocurran.

La caída accidental de un cliente, el desprendimiento de un cartel, el error en una maniobra, un diagnóstico equivocado, pueden llevar a que deba enfrentar una reclamación por daños materiales o personales, debiendo afectar directamente su patrimonio para cumplir con sus obligaciones legales.

El Banco de Seguros del Estado ofrece un abanico de seguros amplio, adaptables a las necesidades y giro de cada empresa, ofreciendo protección contra aquellos riesgos a los que se encuentra más expuesta por la actividad que desarrolla y/o las instalaciones que ocupa.

Se establecen en este apartado algunos ejemplos de las coberturas más contratadas. 

Clínicas Médicas, Hospitales y Sanatorios.

Este seguro cubre los daños materiales o corporales, por los cuales el centro médico sea civilmente responsable, causados a pacientes y terceras personas por:

  • El personal a su servicio que desarrolle trabajos para el centro asegurado.
  • Los edificios e instalaciones que forman parte de los predios utilizados para su actividad.
  • Los profesionales dependientes del mismo, incluyendo aquellos actos u omisiones cometidos por médicos y técnicos en ocasión de consultas, visitas o tratamientos, así como en diagnósticos, prescripciones y aplicaciones terapéuticas, o intervenciones quirúrgicas.

Como variante, el seguro se puede solicitar excluyendo esta última cobertura, quedando limitado el seguro a los daños causados en los edificios e instalaciones y por dependientes no técnicos/profesionales (incisos a y b solamente).

  • Errores y Omisiones.

Diseñado para otras actividades profesionales o comerciales, este seguro ofrece protección contra las reclamaciones que puedan presentar clientes y terceras personas, originadas en errores y/u omisiones cometidos por la empresa y su personal, durante la prestación del servicio que brinda de acuerdo su giro comercial.

Ideal para firmas prestadoras de servicios, es usualmente contratada por estudios profesionales (abogados, escribanos, arquitectos, contadores) y empresas técnicas o especializadas (por ejemplo: imprentas).

Responsabilidad Civil para Inmuebles.

Cubre los daños corporales y/o materiales, por los cuales la empresa asegurada es civilmente responsable, causados a clientes,  visitantes y terceras personas por:

  • Un defecto de mantenimiento, o un vicio de construcción del inmueble, incluyendo los terrenos, muros, árboles, ríos y demás bienes raíces que forman parte de la propiedad.
  • Los empleados del Asegurado que desarrollen tareas de mantenimiento del edificio, incluyendo los porteros, conserjes, jardineros y ayudantes.
  • El uso de los ascensores instalados en el edificio.
  • Torres de transmisión, antenas, carteles y toldos instalados o adosados al inmueble cubierto, incluyendo aquellos originados en un vicio de construcción o un defecto de montaje o de mantenimiento.
  • Coberturas complementarias, con costo adicional. 
  • Cobertura de daños materiales causados a los inmuebles linderos,  derivados de un incendio y/o explosión originados en el edificio asegurado. 
  • Depósitos de carburante y aceite de quemar.

Torres, Antenas, Carteles y Toldos.

Si bien esta cobertura forma parte del seguro de Responsabilidad Civil Inmuebles, también existe la opción de ser contratada en forma individual, por ejemplo, en los casos en que estos bienes son utilizados por la empresa en forma ocasional (espectáculos, exposiciones, promociones) y para aquellos instalados con fines publicitarios en lugares públicos.

El seguro cubre la Responsabilidad Civil del Asegurado por los daños que puedan sufrir terceras personas, originados en:

  • Un vicio de construcción o un defecto de montaje o de mantenimiento.
  • Los daños al edificio en el cual están instalados, si la empresa asegurada no es la propietaria del inmueble.

No se cubren los daños causados mientras se realizan trabajos de desmontaje o tareas de mantenimiento, reparación o similares.

Ascensores.

La empresa propietaria del edificio es responsable por los daños que sufran visitantes, clientes y otras terceras personas por el uso de los ascensores.

En el caso que el edificio no cuente con la cobertura de Responsabilidad Civil Inmuebles (que incluye estas instalaciones) se puede contratar este seguro en forma independiente.

Ampliando la cobertura de Inmuebles anteriormente detallada, el Seguro de Operaciones es más amplio y representa una herramienta básica indispensable para desarrollar con respaldo cualquier actividad comercial o industrial.

Ofrece protección contra aquellas reclamaciones por perjuicios ocasionados a terceras personas que sean responsabilidad de la empresa asegurada (incluyendo los actos de su personal) derivados de la operativa propia de la empresa, estando comprendidos dentro de la protección de este seguro la utilización de predios, instalaciones, locales, maquinaria, combustibles, insumos, y todos aquellos bienes y actividades necesarias para el desarrollo de su actividad.

Su alcance se establece con precisión luego de presentada la solicitud de seguro correspondiente, en base a la actividad y sus particularidades, existiendo, incluso, algunas coberturas prediseñadas.

Operaciones Agropecuarias

Proporcionan protección legal y patrimonial al asegurado frente a reclamos que le realicen terceros debido a daños personales o materiales originados por su actividad desarrollada en el establecimiento
asegurado que involucre a personal dependiente, instalaciones, construcciones, animales, maquinaria fija o automotriz, etc.
En ese sentido, ampara la responsabilidad derivada de hechos accidentales ocasionados por ejemplo a consecuencia de incendio, explosión, derrame de sustancias, contaminación súbita e imprevista, escape de animales del establecimiento, uso de maquinaria automotriz, arreo de animales, etc.
El producto se adapta a las diferentes modalidades de explotación agropecuaria como ser la agrícola-ganadera, apícola, forestal y lechera.

Hoteles, Restaurantes, Bares y similares

Cubre los daños en su condición de propietario, encargado o arrendatario del establecimiento, pudiéndose incluir en el caso de hoteles, aquellas instalaciones destinadas a la práctica de deportes y piscinas.

También se incluye en la cobertura:

  • El suministro de productos alimenticios.
  • Robo, destrucción o pérdida de prendas y bienes de los clientes confiados a la empresa.

Centros de Enseñanza

Cubre los daños por los cuales el instituto sea civilmente responsable, causados a los alumnos y terceras personas por:

  • Su personal de dirección, profesorado, y dependientes.
  • Los edificios e instalaciones (incluyendo las deportivas) que forman parte de los predios utilizados por el centro para el desarrollo de su actividad.
  • El suministro de productos alimenticios.

Comprende los daños causados por los alumnos a otras personas mientras se encuentren participando, bajo la responsabilidad del instituto, en la práctica de deportes, excursiones y visitas organizadas por el mismo, dentro de todo el país.
Los paseos fuera del país también podrán ser amparados por el seguro, a solicitud expresa de la institución.
La cobertura se puede complementar con el riesgo de daños materiales causados a los inmuebles linderos de los predios, derivados de un incendio y/o explosión.

Instituciones deportivas

Garantiza la responsabilidad civil de la institución por los daños a terceras personas causados:

  • Como dueño o inquilino de terrenos, edificios, locales, instalaciones, animales.
  • Por los socios y empleados de la institución a terceros que no sean socios ni empleados, en el curso de sus actividades dentro de los predios asegurados.
  • Por bebidas y comidas expedidas en el bar o restaurante.
  • A los socios, por el mantenimiento inadecuado de las instalaciones.

Operadores Portuarios

Cubre la Responsabilidad Civil de la empresa y de la Administración Nacional de Puertos (ANP), por accidentes ocurridos dentro del recinto portuario como consecuencia de la actividad desarrollada por el operador asegurado.

Los daños cubiertos por el seguro son:

  • Daños materiales a bienes propiedad de terceros, mientras se encuentren recibiendo los servicios del operador.
  • Daños materiales a las instalaciones y bienes propiedad de la ANP y los causados a los bienes propiedad de otros operadores portuarios.
  • Daños sufridos por terceras personas en sus personas o cosas, que no mantengan ninguna vinculación contractual con la empresa asegurada.
  • Daños ambientales y ecológicos, entendiéndose como tales los perjuicios causados al medio ambiente y sus consecuencias, no originados por contaminación radioactiva causados por radiaciones visibles o invisibles.

El seguro, en algunos casos y dependiendo de las condiciones de asegurabilidad del riesgo,  se puede complementar con la cobertura optativa de Responsabilidad Civil por daños a la mercadería.

Responsabilidad Civil por Construcción y Reformas

Es muy importante destacar que en caso de iniciar trabajos de construcción y reformas de cualquier índole e importancia en los predios asegurados, se deberá solicitar una cobertura de Responsabilidad Civil por Construcción para amparar dichos trabajos, ya que la coberturas mencionadas no amparan estos riesgos, y cesan automáticamente.

En estos casos, las únicas operaciones que quedan cubiertas son aquellas tareas de mantenimiento a los edificios, realizadas en forma habitual.
En esta cobertura, la empresa asegurada es la encargada de realizar los trabajos, y cubre su responsabilidad civil frente a daños causados a terceras personas:

  • Como dueño o inquilino de edificios, locales permanentes o provisionales, hangares, depósitos, etc., utilizados en su actividad.
  • Derivada de los trabajos realizados por el Asegurado en predios ajenos (derribo, excavación, construcción, montaje, instalación, pintura, revisión, mantenimiento). La cobertura empieza al ingresar el Asegurado por primera vez a los predios para iniciar sus trabajos, y cesa en la fecha en que acaba los trabajos que se había comprometido a realizar, o en la fecha prevista en el seguro.
  • Drivada del uso, dentro del recinto de obra, de la maquinaria de construcción necesaria a los trabajos que realiza.
  • Derivada de la obligación de vigilancia del empresario asegurado por los actos y las omisiones de aquellas personas que dependen de él y mientras actúen bajo sus órdenes.
  • Debido a un error profesional de sus asalariados, en tanto no firme proyectos. Queda excluida la Responsabilidad Civil Profesional del arquitecto, del proyector como tal y como director de la obra.

Predios, Operaciones y Productos.

El seguro de Responsabilidad Civil Productos es la protección complementaria para aquellas empresas del ramo industrial o comercial que desarrollan la fabricación de productos.
Ofrece protección contra las reclamaciones que puedan presentar clientes y compradores, al verse perjudicados por un error de diseño, producción o mala información.

  • Riesgo de diseño
    Es el que se presenta durante la fase preparatoria a la producción, y por ende, las consecuencias continúan durante todo el proceso. Estas fallas quedan "escondidas" hasta que se presenten los daños en el tercero, y las reclamaciones suelen ser múltiples e inesperadas.
  • Riesgo de producción/fabricación
    Se efectúa casualmente durante el proceso de producción, generalmente a consecuencia de errores humanos, o mecánicos/técnicos.  La utilización de materia prima contaminada por falta de control de calidad, también es un factor de riesgo importante.
  • Riesgo de información
    La omisión o falta de información a los consumidores sobre el modo de utilización, o los peligros en el empleo de un producto y sus efectos secundarios, puede afectar seriamente la responsabilidad del fabricante.

Un descuido o la posición incorrecta de una pequeña palanca, puede derivar en miles de productos defectuosos, y esto suele ser descubierto cuando los daños ya han sido causados.

El seguro de Responsabilidad Civil Productos es la única herramienta que le permite a la empresa hacer frente a sus obligaciones legales frente a los consumidores reclamantes sin afectar su patrimonio y, en muchos casos, ver en riesgo su estabilidad económica y permanencia en el mercado.

Banco de Seguros del Estado | Av. Libertador 1465 | Tel.: 1998 | Montevideo - Uruguay